miércoles, 13 de julio de 2011

UNA POSIBILIDAD Ó UN SUEÑO






UNA POSIBILIDAD Ó UN SUEÑO


Llevo quince años dándolo todo por el "atletismo en silla de ruedas" a nivel de alta competición nacional e internacional y mi postura personal ha sido siempre una "política de retos", de retos conmigo mismo. Me explicaré mejor. Cuando comencé esta apasionante aventura, esto sería por el año 1995 aproximadamente, nunca hubiese creído ni si quiera en uno de mis mejores sueños, lo que comenzó dijésemos como un juego... como una terapia, terminase en una preciosa pasión y en toda una forma de vivir intensamente la vida. Es increíble como a veces puede cambiar el rumbo de nuestras vidas cuando se toman una serie de decisiones, algunas veces motivadas por unos sucesos coyunturales, como fue mi caso personal. No entraré en detallar como esto ocurrió por no extenderme en demasía en mi exposición narrativa, solo a modo de introducción, comentaré que fue debido por motivos serios de salud. En esos momentos críticos de mi vida, tuve que decidirme entre dedicarme a disfrutar de la vida plácidamente o por el contrario, dedicar una parte muy importante de mi tiempo personal al deporte, como una forma de rehabilitación por un problema cervical y otras patologías que tenía. Recuerdo como si fuera hoy mismo, que teníamos una joven doctora en hospital que se llamaba María Pilar -muy guapa por cierto ella, de la que estaba enamorado-, de cuyo apellido ahora no me acuerdo en estos instantes, que me aconsejó muy seriamente que me dedicase al atletismo en silla de ruedas, por mis características físicas; por mi morfología ósea y muscular.


Y a sí es como todo empezó por las carambolas de la vida... y desde ese día, no he dejado de hacer lo que más me gusta en mi vida: ENTRENAR Y COMPETIR...


En el año 2007 en mi ciudad natal, Zaragoza, cumplí uno de mis grandes sueños deportivos al participar y acabar mi primera maratón (42,195 km.) con un crono final no despreciable de 3:08:13 y desde esta fecha hasta hoy, he realizado y acabado seis en total.


Ahora, desde hace un tiempo llevo dándole a la cabeza en participar en una carrera de mayor distancia, en un principio podría ser de 50 km. ó 60 km., lo que sería mi debut en el duro mundo de las "Ultramaratones".


-¿Y yo ahora me pregunto, esto es una posibilidad ó un sueño?...


-¡Solo el tiempo lo dirá!...

2 comentarios:

  1. Y por qué no?
    Si es un sueño se convertirá en realidad.
    Mucho ánimo!!!

    ResponderEliminar